Debido al creciente número de casas editoriales y al aumento consiguiente en el número de publicaciones a nivel mundial, se ha llegado a la necesidad de modificar la estructura numérica del ISBN (International Standard Book Number).

Hasta el 31 de diciembre de 2006 el ISBN constaba de 10 números; actualmente el registro consta de 13 dígitos, divididos en 5 segmentos:

- Prefijo de 3 dígitos que identifica internacionalmente el sector del libro (actualmente, corresponde al 978),

- seguido del identificador del país o área geográfica. En el caso de Chile corresponde al 956,

- los dígitos que identifican al editor, cuya extensión es variable y lo asigna la Agencia Oficial,

- el indicador de título, que corresponde a los dígitos que identifican un título determinado y es otorgado por la Agencia Oficial, y

- un dígito verificador o dígito de control que permite la verificación automática de toda la secuencia numérica.


 
 
De esta forma el ISBN es idéntico al código EAN «Bookland» de 13 dígitos, que ya aparece en el código de barras impreso de la cubierta posterior de los libros.

Cuando sea necesario, la Agencia Oficial podrá usar el prefijo adicional del EAN «979».